Es el primer probiótico chileno que prepara yogur funcional con 4 tipos de probióticos que ayudan a reforzar las defensas. Su formato es un sachet resellable con probióticos en polvo.

Probiogurt contiene 4 cepas, divididas entre “cepas productivas” y “cepas probióticas especializadas”. Dentro de las cepas productivas se encuentra Lactobacillus bulgaricus y Streptococcus thermophilus, las cuales son las responsables de preparar el yogur. Estas cepas consumen la lactosa y la transforman en ácido láctico, lo que va preparando el yogur. Por esta razón, el yogur que se obtiene es apto para intolerantes a la lactosa.

L .casei: Estimulante del sistema inmunológico, aumenta actividad ß-galactosidasa en individuos hipolactásicos, ya que permanece funcional en el intestino. Además, evita el sobrecrecimiento bacteriano, siendo útil para individuos con síndrome de intestino irritable o consumidores de inhibidores de bomba de protones, ya que ambas condiciones favorecen dicho sobrecrecimiento.

L. johnsonii: Cepa con un nivel de adhesión óptimo al tubo digestivo gracias a su ácido lipoteicoico, modulando la microbiota intestinal. Esta característica le permite un importante beneficio; inhibe el crecimiento y la adhesión a células intestinales de un gran número de enteropatógenos, incluida Helicobacter pylori

Se utiliza para preparar yogur natural. Usar una medida por litro.

Recomendamos el uso de leche entera normal o semidescremada (Colun, Soprole o Calo). Con Probiogurt obtendrás un yogur suave, cremoso y apto para intolerantes a la lactosa, ya que los probióticos usarán la lactosa como alimento y la transformarán en ácido láctico para preparar el yogur.

También funciona con leche de soya para preparar un exquisito yogur vegetal. Marcas recomendadas de leche de soya: Orasi, Lonco Leche de Soya, Ades y Edensoy.

10 litros. Cada cajita tiene 10 gramos de fórmula y un dosificador. Para un litro de leche se debe usar una medida (1 gramo).

Promueve el bienestar digestivo, refuerza las defensas, fortalece la flora intestinal, tiene efecto antiinflamatorio, ayuda contra los síntomas del colon irritable y ayuda a la digestion de la lactosa.

También previene la colonización de Helicobacter Pylori (bacteria muy dañina presente en cerca del 75% de la población Chile, causa úlceras y es un factor de riesgo para el cáncer gástrico)

Mantener en un lugar fresco y seco, lejos de la humedad y el calor, idealmente a menos de 25ºC.

Idealmente una vez terminada la lactancia o cuando ya puedan comer normalmente, esto es desde 1 año. Al estar lactando, la leche materna aporta probióticos naturalmente.

Entre 5 y 7 días conservado tapado en refrigerador.

Es recomendable su consumo diario.

Probiogurt es un producto de carácter preventivo y no reemplaza ningún tratamiento terapéutico.

¡Por supuesto! Los probióticos consumirán la lactosa de la leche para formar el yogur, por lo tanto, puedes utilizar leche normal entera sin preocuparte de los molestos síntomas de la intolerancia.

De preferencia los saborizantes, frutas, cereales y azúcar se deben agregar una vez que el yogur esté terminado para no afectar su proceso de formación.

No, el Kefir está compuesto por hongos y otros microoganismos no estandarizados, mientras que Probiogurt tiene una formulación a base de probióticos, no deja una masa que filtrar o mantener, se obtiene un yogur idéntico a un yogur comercial con una textura suave y cremosa. Por lo tanto, es la evolución del yogur de pajaritos.

No se requiere nada adicional una vez terminado el yogur. Probiogurt prepara un yogur suave, cremoso y sin grumos.

24 meses sellado almacenado en condiciones óptimas (A menos de 25ºC, lejos de la humedad y el calor). Una vez abierto, su duración es un mes.