¿Qué son los probióticos?

Los probióticos son microorganismos vivos y BUENOS que naturalmente viven en el intestino. Desde el momento del nacimiento la leche materna aporta probióticos naturalmente y una vez los bebés comienzan la alimentación complementaria, los probióticos dejan de consumirse. Si no se lleva una alimentación saudable y se abusa de los alimentos altamente procesados o de los antibióticos, se podría generar un problema que se conoce como Disbiosis, que es el desequilibrio de la flora intestinal.

La disbiosis es un factor común para muchas enfermedades de mayor complejidad como la diabetes tipo II, el asma, la obesidad mórbida, alergias alimentarias, entre otros.

De forma análoga a la vida diaria, podemos decir que los probióticos son los guardianes de nuestro cuerpo, ya que estimulan el sistema inmunológico y previenen que otras bacterias parásitos se alojen en el intestino.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS/FAO 2007) declara que los probióticos son “microoganismos benéficos que cuando son consumidos en cantidades adecuadas otorgan al usuario un beneficio a la salud”. Es importante señalar que este beneficio es adicional y superior al simple valor nutricional de estos.

Algunos estudios científicos relacionados con las cepas probióticas utilizadas indican:

“Probiótico L. casei activa la inmunidad innata por vías metabólicas específicas.”

Yun-Gi Kim & cols. (2006). Revista Microbes and Infection

“Suplementación de L. johnsonii atenúa infección viral respiratoria por reprogramación metabólica.”

Fonseca & cols. (2017). Revista Mucosal Immunology.

“Probiótico L. casei induce la activación del sistema inmune de la mucosa intestinal por medio de la inmunidad innata.”

Maldonado & Perdigón (2006). Revista Vaccine Immunology

“L. johnsonii modula la respuesta inmune del huesped: Un ensayo aleatorio (doble ciego) en adultos sanos.”

Marcial & cols. (2017). Revista Frontiers in Immunology.